Cualquier firma de moda que se precie debe actualizar sus puntos de venta tan a menudo como las prendas de ropa que venden. Además las tiendas actúan como reclamo comercial y cada vez son más las empresas del sector que encargan el diseño de sus locales a prestigiosos arquitectos internacionales.

El matrimonio formado por Miuccia Prada y Patrizio Bertelli confiaron en su íntimo amigo y arquitecto Rem Koolhaas (Rotterdam 1944) la proyección de Prada Store New York.

El edificio consta de dos plantas y un sótano destinado a almacén. El forjado que separa la planta baja del primer piso evoca una placa tectónica, ya que se contornea para dar lugar a una gran escalinata, donde los clientes se pueden sentar y probar los zapatos, para luego volver a ascender como una gran ola gigantesca y conformar el suelo del nivel superior donde se disponen jaulas de metal en cuyo interior se muestra la mercancía.

Rem Koolhaas dispuso en la curva final una pequeña trampilla que se puede girar y así crear un auditorio para eventos. La versatilidad de todo el conjunto esta acentuado por el espacio mural que flanquea la gran ola ya que puede modificarse con gran rapidez adaptándose a la temática de cada colección o evento.

AMO, fue el encargado de crear los accesorios informáticos, como los que permiten variar la opacidad de los probadores o proyectar videos en algunas de las particiones.

Prada Store New York de Rem Koolhaas ha demostrado que el punto de venta no solo es un espacio de transacción sino un lugar polivalente que además de proyectar la imágen de una marca puede albergar eventos y servir de plataforma mediática.

Any fashion brand knows that the shops are very important as commercial claim. Currently owners contact with international architects to design their locals such as Miuccia Prada and Patrizio Bertelli. They contacted with their close friend Rem Koolhaas to project the new Prada store in New York.The building has two floors and a basement for storage. Wrought separating the ground floor of the first floor evokes a tectonic plate and it give a grand staircase, where guests can sit and try on the shoes. Rem Koolhaas created a giant wave and the upper level shows metal cages with Prada`s clothes. Rem Koolhaas placed in the final corner a small hatch that can be rotated and create an auditorium for events. The versatility of the whole is accentuated by the flanking wall space and the big wave that can be modified rapidly adapting to the theme of each collection or event. AMO, was commissioned to create computer accessories such as allowing to vary the opacity of the testers or project videos on some partitions. Prada New York by Rem Koolhaas has shown that shops are not a transaction space. They are  a versatile space where a brand can hold events and promotion too.

Jacob Silberberg for The New York Times

Prada Store New York. Rem Koolhaas. 2002. Gran escalinata.

prada store ny

Prada Store New York. Rem Koolhaas. 2002. Gran ola.

Prada Store New York. Rem Koolhaas. 2002. Gran ola - eventos.

Prada Store New York. Rem Koolhaas. 2002. Gran ola – eventos.

prada store ny

Prada Store New York. Rem Koolhaas. 2002. Jaulas segundo piso.

 
Advertisements